¿Superar la pobreza es o no prioritario?
José Zabala de la Fuente
El autor entrega su experiencia de trabajo con la extrema pobreza para procurar “conmover” y, así, “mover” al Estado, a la sociedad civil -especialmente a los hombres de empresas-, y a todos los “no pobres”, para que junto a los pobres se supere este problema tan grave aún arraigado en Chile.

Desde la mirada del hombre que ha entregado todo su esfuerzo para atender a los más desamparados, el autor nos insta a plantearnos, con legitimidad y cierta impaciencia, si superar la pobreza es o no un asunto prioritario para todos los chilenos. Y, mediante diversos esquemas que él mismo propone, nos da las herramientas necesarias para que así sea.


Sobre el autor

José Zabala de la Fuente, (80 años, casado con Gabriela Hevia, 8 hijos, 35 nietos y 2 bisnietos) es ingeniero civil de la Universidad Católica de Chile. Luego que en noviembre de 2002 dejara la Presidencia del Hogar de Cristo que desempeñó por trece años, hoy es segundo vicepresidente.

Actual director de la Fundación Educacional Arauco, fue presidente de Caritas Chile, de la Fundación para el Desarrollo y Consejero del Fosis y del Consejo Nacional para la Superación de la Pobreza.

A su vez, ha sido ejecutivo de importantes empresas privadas y públicas (gerente general de MADECO y de CORFO, entre otras), además de participar en directorios de Endesa, Celulosa Arauco, Banco del Desarrollo, etc. Participó, asimismo, en los de instituciones gremiales empresariales (Icare, Asimet; Sofofa) y durante nueve años presidió USEC.

Como asesor del Cardenal Fresno, le correspondió ser uno de los tres coordinadores del Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia de 1985. Recibió el Premio Julio Donoso 1986, del Instituto de Ingenieros de Chile, por su contribución a mejorar las relaciones humanas y el Premio Especial ICARE 1989, por su aporte al desarrollo de la administración.

S.S. el Papa Juan Pablo II le concedió la Condecoración Pontificia “Comendador de la Orden de San Gregorio Magno”. En 1995 obtuvo el Premio de Novela del Concurso de Narrativa Juvenil de la Editorial EDEBE con su obra ¡Espérame, Isabel!
 
  Términos y Condiciones de la Información
© El Mercurio