La travesía del Totorore
Gerry Clark

El libro es una bitácora de un viaje que duró más de tres años en la embarcación Totorore. Este diario de viaje es una valiosa contribución al patrimonio científico y geográfico de Chile, ya que incluye detalladas descripciones de lugares visitados y de la fauna chilena.
En 1999 Gerry Clark desapareció junto a su embarcación en un naufragio en las islas Auckland. Es por esto que la embajada de Nueva Zelandia en Chile junto a El Mercurio-Aguilar, ha tomado la iniciativa de editar en español su obra publicada originalmente en inglés en 1988.
El autor, un neozelandés aventurero y navegante apasionado, pasó mucho tiempo en los archipiélagos del sur de Chile, siguiendo la ruta de las migraciones de aves marinas.

En junio de 1999, a la edad de 72 años y aún trabajando en forma apasionada en la investigación sobre aves marinas, Gerry Clark y su compañero tripulante, Roger Sale, sufrieron un naufragio y se perdieron en la isla subantártica neozelandesa Antipodes.

Esta nueva edición traducida al español de La travesía del Totorore rinde homenaje a Gerry quien, en 1983, a la edad de 56 años, zarpó desde Nueva Zelandia a bordo de su yate de diez metros de eslora, rumbo a circunnavegar la Antártica, en búsqueda de nueva información sobre las aves marinas. En este relato gráfico, resultante de ese viaje de tres años y ocho meses, el autor describe sus aventuras en algunos de los lugares más remotos, salvajes y de belleza más espectacular del mundo. Gerry y sus tripulantes visitaron islas casi desconocidas del archipiélago chileno, acamparon en el cabo de Hornos y por poco no escaparon de ser atrapados por la masa de hielo durante su viaje a la península antártica.

El Totorore perdió el mástil en dos ocasiones y Gerry se vio forzado a cortarlo e instalar un aparejo a la deriva. Prosiguiendo su travesía sólo con su aparejo provisorio, la embarcación se dio vuelta de campana cinco veces, en medio de dos tormentas horrorosas. El viaje se convirtió en una desesperada lucha por sobrevivir, finalizando con un Totorore que arribó cojeando a Fremantle, dos meses y medio más tarde. El notable relato de esta aventura, basado en la transcripción de cintas de audio y en la bitácora del Totorore, hace del libro una lectura subyugante para cualquiera que esté interesado en la navegación en aguas azules y en la vida de las aves de los océanos australes. En esta edición se ha agregado una breve biografía y nuevas fotografías, que entregan una mirada dentro de la vida de este hombre tan inspirador.

Sobre el autor

Gerry Clark nació en Colchester, al noreste de Londres, el 9 de mayo de 1927. Siendo el menor de cuatro hermanos, fue un estudiante ejemplar y desde muy joven se interesó por la observación de las aves. A los 17 años, siendo un joven cadete, se embarcó por primera vez. Completó su entrenamiento como cadete en un crucero que duró dos años. Posteriormente fue oficial en una pequeña empresa naviera en el archipiélago oriental, donde se familiarizó con puertos fluviales, tifones en verano, frutas exóticas y muchas lenguas y razas diferentes. A los 24 años regresó a Warsash, al sur de Inglaterra, para graduarse de maestro y acceder al mando de una nave. En 1951 se casó con Marjorie Bates y en cinco años llegaron cuatro hijas. A la edad de 25 años, Gerry fue ascendido a capitán de su propio barco. No mucho más tarde, llegó a ser superintendente marino asistente de una flota de 50 naves. Mientras Marjorie se dedicó a las labores de un huerto orgánico, Gerry se abocó a la tarea de construir su primera embarcación, el Ketiga, y tuvo la oportunidad de conocer la vida de las aves marinas en el mar austral.

Siete años le tomó construir el Totorore y yatistas de todo el mundo han reconocido los logros de sus expediciones. Por su travesía a bordo del
Totorore, Gerry Clark recibió las siguientes distinciones y premios: M.B.E.; el Trofeo de The Northland Harbour Boards of Blue Water; la Medalla Tilman por el Cruce en Altas Latitudes (otorgado por el Royal Cruising Club de Gran Bretaña); el Premio Royal Akarana Yacht Clubs Tequila Propeller; la Medalla Blue Water, del Cruising Club of America; la Medalla Fred Norris, del Devonport Yacht Club; la Medalla Stolberger Memorial, de la New Zealand Yacht Club Navigators Society, y, además, fue honrado con el nombramiento como Miembro de la Royal Geographical Society. En mayo de 1999, acercándose a su cumpleaños número 72, Gerry recibió la solicitud de navegar hasta Antipodes Island. Aproximándose el pleno invierno y habiendo dejado a un grupo de científicos en la isla, él y Roger Sale trasladaron el Totorore en dirección a South Bay. Ésta fue la última travesía de la valerosa nave, de su notable capitán y de su tripulante.

 

  Términos y Condiciones de la Información
© El Mercurio